jueves, 2 de septiembre de 2010

Hoy miré TV

Acabo de ver "Lo que el tiempo nos dejó" (un unitario que cuenta hechos de la historia nacional).
Lo cierto es que estuve esperando varios minutos que empiece por Canal 13 y era en Telefé, en fin.

Quiero decir que para mi la mejor Evita fue la de Esther Goris (decí que googlé porque siempre le dije "Esther Boris")

El punto es que me acordé que cuando yo era pequeñita paseaba por la plaza de Concepción y se me apareció de repente un mimo que intentó hacerme reír. Todavía recuerdo el estruendo que produjo mi llanto.

Estiré los brazos hacia abajo, los puse duros con los puños cerrados. Las piernas rectas. Los ojos bien apretados. La boca abierta en un grito desesperado.

Espero no haberle cagado la vida a un pobre pibe que quería dedicarse a los espectaculos callejeros.

Recordé eso porque sucedió delante del monumento a Evita y Perón.

Cada vez que pasabamos por ahi mi abuelo me cantaba: "Evita y Perón ton tón, Evita y Perón ton tón". Todas las veces que paso por ese lugar la canto mentalmente.

Ahora lo estoy haciendo, claro. Y posiblemente no pueda dormir por tener esa melodía en mi cabeza.

No hay comentarios: