martes, 7 de septiembre de 2010

La mascota que nunca fue

Cuando tenía 11 años se murió la única mascota interactiva que tuve (después tuve tortugas y peces, pero…bueno).
Cuando me di cuenta que Pete, mi perro, había desaparecido con sus 16 años a cuestas comprendí que ya no iba a regresar.
Desde entonces quise volver a tener un bichito con el que jugar y hablar (porque claro, yo con los animales hablo).

Una tarde vi en el diario que había un ovejero alemán para adoptar, tiré la idea en mi casa y todos parecían estar de acuerdo.
Con mi vieja esa tarde a las 16 hs íbamos a buscarlo.
A las 15 hs yo no daba más de la ansiedad. Cuando llegó el horario acordado la busqué en el lavadero y le dije: “¿Vamos?”
Mi vieja me miró y me preguntó: “¿Vas a ir así vestida?”
Yo tenía la maya de baño porque era verano y arriba un enterito con tiradores. Le respondí “Y…sí”. Estaba tan apurada por ir a buscar mi perrito que ni me fijé en el detalle del vestuario (sigo con la misma tendencia a los 22 años).
Me retó por lo desalineada y me dijo que no íbamos a tener una mascota porque si no sabía cuidarme ni en el vestuario no iba a poder cuidar de un animal.
No entendí muy bien pero deduje que era una decisión tomada.
Lloré infinitamente por la injusticia.

Automáticamente me acosté a pensar cosas como: “Mirá si me muero ahora, a mi vieja la va a consumir la culpa por haberme hecho sufrir en mis últimos minutos de vida”. Siempre especulaba con cosas como esa cuando me retaban.

Ahora que lo pienso, su argumento fue una cagada. Nunca más se habló del tema.
Ahora está de luna de miel. Pero ni bien vuelva la voy a acosar a preguntas acerca de ese episodio.
Dudo que lo recuerde, pero hoy me vino a la mente y me di cuenta que debería haberme puesto más firme. Seguro algo pasó en el medio que yo no me enteré.

Tal vez reflexionó tontamente cosas como "No podemos tener un animal acá, el patio es chico, etc etc etc". Pero también hay que tener en cuenta que hoy en su casa viven 4 (cuatro!) perros y el patio es más chico por las construcciones que se fueron haciendo a lo largo de los años.

No entiendo. No entiendo. No entiendo. Definitivamente cuando obtenga las respuestas sobre esa tarde cuando se cometió abuso de autoridad, lo voy a escribir.

Jajajaja La maya y los tiradores…

No hay comentarios: